MEDITACION DE S.Juan de la Cruz

Para venir a gustarlo todo
no quieras tener gusto en nada.
Para venir a saberlo todo
no quieras saber algo en nada.
Para venir a poseerlo todo
no quieras poseer algo en nada.
Para venir a serlo todo
no quieras ser algo en nada.
2
Para venir a lo que gustas
has de ir por donde no gustas.
Para venir a lo que no sabes
has de ir por donde no sabes.
Para venir a poseer lo que no posees
has de ir por donde no posees.
Para venir a lo que no eres
has de ir por donde no eres.
3
Cuando reparas en algo
dejas de arrojarte al todo.
Para venir del todo al todo
has de dejarte del todo en todo,
y cuando lo vengas del todo a tener
has de tenerlo sin nada querer.
4
En esta desnudez halla el
espíritu su descanso, porque no
comunicando nada, nada le fatiga hacia
arriba, y nada le oprime
hacia abajo, porque está en
el centro de su humildad.

En favor de Aminetu Haidar

La siguiente carta ( cuya idea y redacción son de Emilio Carrillo) ha sido enviada por nuestra Asociación a  La embajada de Marruecos en España  correo@embajada-marruecos.es, al Presidente del Consejo Consultivo para los Derechos Humanos de Marruecos, ccdh@ccdh.org.ma, y al Ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación del Reino de Marruecos mail@maec.gov.ma.  
Copia el texto,   ponte como remitente y envíala a esas direcciones de correo, si te parece oportuno, antes de que sea demasiado tarde. 
 


Muy Sr. Mío:


Le escribo desde Mairena del Aljarafe, 41927, España, con gran preocupación por la situación de Aminetu Haidar. La señora Haidar fue detenida en el aeropuerto de El Aaiún, Sáhara Occidental, el 13 de noviembre, a su regreso de un viaje de un mes a varios países, incluido Estados Unidos, donde recibió el Premio al Coraje Civil 2009, galardón que se concede todos los años por “resistencia constante al mal con gran riesgo personal”. Le preguntaron que por qué había puesto en la tarjeta de embarque que era del Sáhara Occidental y no del Sáhara marroquí, así como por sus opiniones políticas. Aminetu Haidar ha dicho que el 14 de noviembre las autoridades le explicaron que la dejarían en libertad si reconocía públicamente la soberanía de Marruecos sobre el Sáhara. Ella se negó a hacerlo, y horas más tarde la pusieron en un vuelo a Lanzarote, en las islas Canarias.


Aminetu Haidar está en huelga de hambre desde el 15 de noviembre en señal de protesta. Su salud corre especial riesgo, porque padece anemia y úlcera de estómago. Sin la documentación necesaria para viajar, Aminetu Haidar se halla de hecho confinada en Lanzarote. Su situación se ha complicado aún más por no poder ni ella ni su familia acceder a su cuenta bancaria.



Le solicito desde Mairena del Aljarafe, España, que devuelvan a Aminetu Haidar el pasaporte y el documento de identidad y le permitan regresar al Sáhara Occidental de inmediato y sin condiciones. Así mismo deben garantizar que las fuerzas de seguridad no le bloquean el acceso a su cuenta bancaria.


Atentamente
 
        Asociación Jing Chi Shen de Andalucía, CIF: G91811133.
         Firmado por su Presidente: Juan Legaz Muñoz, NIF 22327290V

Taichí chuán de los cerezos



 
Cuando se despertaron, sustituyeron la sentada del amanecer por una buena sesión de Taichí chuán en una amplia explanada cubierta de hierba, al otro lado de la laguna. Antes de dormirse, Sergei, mirando al planeta Venus que resplandecía en el firmamento, preguntó al Noble Ting Chang:
“- ¿Crees que un hombre puede cambiar su destino?
-  “Creo que un hombre hace lo que puede hasta que su destino le sea revelado”, respondió un noble samurai antes de entrar en la última batalla de su vida aquí en la tierra, porque él, antes de cerrar sus ojos para siempre, acertó a ver los cerezos en flor que parecieron muertos durante el invierno. Esas flores estaban formadas por todo lo que se había convertido en materia, también por las flores que nos habían deleitado durante la primavera pasada, no eran las mismas ni idénticas pero contenían todo lo anterior transformado. Nada muere para siempre, Sergei, nada. Los mensajeros de ese supuesto “destino” son los acontecimientos diarios, lo que le sucede al hombre, y a los demás hombres que viven en una sociedad concreta. No existe un Destino con mayúsculas pues sería identificable con la idea que nos hemos hecho de un supuesto dios creador que, por el hecho de fijarnos un destino, nos haría irresponsables. Y el hombre tiene que ser responsable, al menos, ante sí mismo”.
Sergei no añadió nada y se dirigió a su recámara, adyacente a la de su señor, dejando que esas palabras se expandieran en su mente durante el sueño, del mismo modo que lo habían hecho en su corazón.

No estaban solos sobre la amplia explanada.  Sergei no sabía quién los había convocado ya que ellos se habían acostado casi al alba, después de la reparadora noche bajo las estrellas. Vestidos con amplias túnicas del color de los cerezos, hombres jóvenes y maduros practicaban chikum, mediante la adecuada respiración, antes de iniciar las series de 84 pasos que conformaron una marea de olas armoniosas movidas por un viento interior. Ting Chang y Sergei se colocaron en un espacio que se abrió en el centro, porque ni delante ni detrás evitarían estar en primera fila en alguna de las evoluciones, y,  ellos se sabían aprendices. Ting Chang también a pesar de las prácticas que había realizado al otro lado del río con los tres maestros. Sergei las había imaginado desde su lugar en la baranda de las chozas y ahora llegaba el momento de dejarse llevar sin poner nada por su parte, sin pretender aprender nada, tan sólo suspendiendo cualquier resistencia.
También se suspendió el tiempo pues, como en el cosmos, éste no existe al no haber ningún punto inmóvil que sirviese de referente. El océano tampoco tiene referentes pues hasta las orillas, los cabos y las islas las conforma él con sus mareas. Cuando las aguas se mueven no lo hacen a impulso de los vientos, que sólo actúan en la superficie, sino formando parte de la danza cósmica en la que participan la Luna, las estrellas y las galaxias. Por eso, en la experiencia de los sidhis más venerables que conformaron los Upanishads, el universo danza.
A Sergei le encantó la túnica roja que Ting Chang le tendió cuando se levantaron. No dijo ni preguntó nada. Su señor vestían una igual y él sabía que tenía que endosarla libre de cualquier otra ropa. Habían caminado en silencio por la vereda de los Olmos y, pasadas las pagodas, se sintieron invadidos por una paz reconocible por la experiencia de las sentadas pero que ahora la sentían como brotando de su interior más profundo, como respuesta a una llamada que provenía de ese mar de túnicas rojas en aparente quietud pero que no eran sino un hervidero de acción y de energía. Cuando terminaron las series, todos a una se inclinaron ante el sol que ya reinaba en el horizonte. Con un paso hacia atrás, la marea humana dejó al frente a un venerable anciano que se volvió con el rostro sereno y lleno de paz. Todos se inclinaron en un saludo que comprendía a todo cuanto existía, arriba y abajo, dentro y fuera, entorno y en el centro de cada uno.  Eran conscientes de que por cada uno de ellos pasaba el eje del universo.

Cuando llegaron a la casa, se desayunaron todavía en silencio y, al levantarse para disfrutar del día de asueto que tenían ante ellos, el Noble Ting Chang dijo a Sergei:
- “¿Sabías lo que en Occidente ponen en boca de Séneca referido al aprendizaje?
- ¿Cómo voy a saberlo, Noble Señor, si tú no me lo cuentas? Soy todo oídos.
- Lo aprendí en latín, y ahí va, Liebre de las estepas, "Homines dum docent, discunt"  (los hombres, mientras enseñan, también aprenden). Desde la infancia, a mis hermanos y a mí nos enseñaron buenos maestros y profesores. Pocas cosas existen en China tan valoradas como la buena educación, pues hasta el culto a los antepasados, el respeto a la familia y a las instituciones que mantienen la armonía, se transmiten mediante la educación y el ejemplo. La innovación fue que nuestras hermanas también participaron en esa formación, y eso le costó comprenderlo a nuestras abuelas, pero nadie cuestionó la decisión de nuestro padre, dada la situación revolucionaria que vivíamos en China. Una vez más, se trataba de aplicar la sabiduría del Taoísmo no oponiéndonos a la riada sino adaptándonos a ella, como hace el agua. ¿Recuerdas lo que nos contó el Maestro Tenno evocando un maravilloso pasaje de Lao Tzú?
- Sí que lo recuerdo, Noble señor, ¿cómo íbamos a olvidarlo, sobre todo allí en las chozas en donde vivíamos en la ribera de un río que nos servía de referente bajo el cielo? -, respondió Sergei. Lo memoricé y lo conservo como un tesoro.
- ¡Cántalo, Sergei, con la tonalidad que nos enseñó el Barrendero!, musitó Ting Chang que por unos momentos había dejado un lado su proyecto de ilustrar a Sergei en la historia del Imperio del Centro, como complemento de lo que le enseñaran los profesores que le asignó.
-
“La suprema bondad es como el agua.
El agua todo lo favorece y a nada combate.
Se mantiene en los lugares
que más desprecia el hombre
y así, está muy cerca del Tao.
Por esto, la suprema bondad es tal que,
su lugar es adecuado.
Su corazón es profundo.
Su espíritu es generoso.
Su palabra es veraz.
Su gobierno es justo.
Su trabajo es perfecto.
Su acción es oportuna.
Y no combatiendo con nadie,
nada se le reprocha".

- Bien, Sergei, ya tenemos alimento para el camino.
- ¿Adónde vamos, Noble señor?
- ¿De dónde venimos, Liebre?
- Yo de las estepas de Mongolia, - repuso mientras terminaba de preparar una mochila en la que llevaba un termo con té y unas fiambreras. 



 (Este texto pertenece a la serie 'Retazos de Ting Changl', colección de cuentos orientales adaptados a nuestro tiempo. José Carlos Garcia Fajardo) 




Bailar bajo la lluvia


Era una mañana agitada en el Hospital. A las 08:00, un señor mayor, de unos 80 años, llegó a la Sala de Consultas Externas, en la que me encontraba casualmente en busca del expediente de uno de mis pacientes. Venía para que le quitaran los puntos que días atrás le habían cosido para curarle una herida en su pulgar. Oí que decía que tenía prisa, pues debía llegar a una cita importante a las 09:00. Lo sentí por él, pues bien sabía yo que quizá pasará más de media hora hasta que alguno de mis compañeros pudiera atenderle.

Cuando estaba a punto de marcharme, observé que el señor volvía a mirar su reloj. Parecía realmente preocupado. Ante ello, me animé a atenderlo personalmente, pues supuse que sería una cosa rápida. Examiné su herida y, al comprobar que el dedo estaba perfectamente curado, le pedí a mis compañeros los instrumentos precisos para quitarle los puntos. Mientras lo hacía, le pregunté si tenía una cita con otro médico aquella misma mañana, pues lo veía apurado. Me dijo que no, que sus prisas se debían a que necesitaba ir al geriátrico para desayunar, como todos los días a las 09:00, con su esposa.

-¿Cómo anda ella de salud?-, me interesé.
-Hace tiempo que está internada, pues sufre Alzheimer-, me contestó.
-¿Se enfadará mucho si llega un poco tarde?-, seguí preguntándole.
-No. Lleva años sin reconocerme-, respondió escuetamente.

Sorprendido, no pude evitar continuar el interrogatorio:
-¿Y la visita todas las mañanas y la acompaña puntualmente en el desayuno aunque ella ni siquiera sepa quien es usted?-.

Ahora el que parecía sorprendido era él. Y me dijo:
-Ella no sabe quien soy, pero yo sí sé quien es ella-.

Se me erizó la piel. Y tuve que contener las lágrimas, mientras terminaba de atenderle y se marchaba. Al verlo alejarse, pensé para mí: Este es el tipo de Amor que quiero en mi vida. El Amor no es físico, ni romántico. El Amor es la aceptación de todo lo que es, ha sido, será y no será. 

La voz del mismo señor me sacó de estas cavilaciones
-Perdone-, me dijo. -He vuelto porque se me había olvidado darle las gracias por haberme atendido-.
-No hay de qué, para eso estamos-, fue lo único que se me ocurrió responderle.
-Sí, sí hay de qué-, me refutó con firmeza. -Ha echo usted su trabajo con profesionalidad y cariño-.

Le sonreí con agradecimiento a sus palabras, pero continúo hablándome:
-Si me permite un consejo de anciano, siga usted así toda su vida. En la mía, que ya es larga, he aprendido que la gente más feliz no necesariamente tiene lo mejor de todo, pero sí acostumbran hacer todo lo mejor que pueden. Saben que la felicidad es el perfume de las cosas bien hechas-. 

Cuando se marchó, ahora sí definitivamente, volví al ala del hospital donde desarrollo normalmente mi actividad. Por el camino, una única idea rondaba por mi cabeza:
-Si la vida es así de fácil, ¿por qué la complicamos tanto?. Amar aceptando todo lo que es, ha sido, será y no será y poner la vida en ello. Tan sencillo como bello. La vida no consiste en sobrevivir en la tempestad, sino en bailar bajo la lluvia. Bailar, vivir, Ser-.

(Relato de  Emilio Carrillo, publicado en su Blog, el día 11-12-09, .http://emiliocarrillobenito.blogspot.com/. Tan bello, que merece ser difundido. Gracias Emilio)

CUIDANDO TU SALUD. Las Bayas de Goji.




¿Qué son las Bayas Tibetanas del Goji?


Cultivadas en las laderas del Himalaya, también conocidas como Lycium Barbarum, hace siglos que forman parte de las medicinas tradicionales chinas y tibetanas. La baya goji actúa contra los radicales libres y el cáncer.

Las bayas del Goji son del tamaño de una uva pasa, pero con un color rojo muy intenso. Se comercializan secas y su sabor recuerda a una uva pasa. Aunque hay distintas variedades de bayas tibetanas del Goji, la variedad más apreciada por su sabor y riqueza en nutrientes es la Lycium Barbarum.

Propiedades


Alimento para la longevidad
Una de las principales razones por las que se las denomina bayas de la longevidad es porque, además de combatir los radicales libres, su radio de acción abarca patologías tan asociadas al envejecimiento como el cáncer o las enfermedades cardiovasculares. Por su extraordinaria composición se convierten en un valioso aliado para mejorar la vista, regular el apetito y el sueño, cuidar órganos como el hígado o los riñones y, en general, incrementar nuestros niveles energéticos. En esta compleja composición cabe destacar su alto contenido en polisacáridos, que reactivan el sistema inmunitario y que, unidos a sus esteroles y ácidos grasos esenciales, disminuyen los niveles de colesterol.

    Resumen de Propiedades:
  • Disminuyen la fatiga y aumenta nuestro nivel de energía.
  • Protegen nuestra vista ya que son ricas en Zeaxantinas (antioxidantes naturales). 
  • Las bayas tibetanas del Goji previenen enfermedades cardiovasculares, gracias a su alto nivel de omegas, antioxidantes naturales, esteroles y polisacáridos que disminuyen la presión arterial, el colesterol (impiden que se oxide).
  • Cuidan nuestro sistema inmunológico o defensas debido a sus polisacáridos Lycium Barbarum y antioxidantes.
  • En problemas de próstata (Beta-sitosterol que es un esterol vegetal que desinflama y puede mejorar incluso la hiperplasia benigna de próstata).
  • Su alto nivel de antioxidantes naturales hace que las bayas tibetanas del Goji sean recomendables para mantener una buena salud general ya que pueden neutralizar los radicales libres. Puede ser muy conveniente en pacientes con cáncer que reciben quimio o radio.
  • Los polisacáridos de las bayas tibetanas del Goji pueden ayudar a equilibrar los niveles de glucosa o azúcar en sangre a la vez que hacen más eficaz nuestra insulina. Ideal en casos leves de diabetes y personas con Síndrome metabólico.
  • Además de un efecto tonificante puede aumentar también, en algunas personas, la libido o deseo sexual.
  • Puede favorecer la pérdida de peso ya que regula nuestros niveles de glucosa y eso favorece que tengamos menos ansiedad por la comida y quememos de un modo más eficaz las grasas en lugar de depositarlas principalmente en la zona abdominal.

Dosificación y modo de empleo

Las bayas tibetanas del Goji se pueden añadir al yogur, a los cereales del desayuno, a los batidos o comer tal cual vienen ya que son silvestres y se cultivan sin ningún pesticida ni aditivo químico.
Tomar unas 20 bayas al día es más que suficiente para gozar de un potente cóctel de antioxidantes naturales. Aunque a partir de 5 gramos diarios ya se pueden empezar a notar sus efectos.

Es casi imposible conseguir bayas goji frescas fuera de sus zonas de producción, por su carácter sumamente perecedero. Podemos encontrarlas secas,durante todo el año y, dependiendo del envasado, pueden ser más duras o más blandas. Si las queremos más tiernas para incluirlas en ensaladas, siempre podemos someterlas a un leve remojo, reservando esta agua rica en nutrientes para otras preparaciones o bebiéndonosla. Su sabor recuerda al del arándano seco, ni muy dulce ni muy ácido, y por eso combina perfectamente tanto con platos salados como con postres. La forma más fácil de tomarlas es con los cereales del desayuno o bien   solas, a media mañana.. También podemos elaborar un vino de goji de efecto tónico y estimulante dejando macerar 48 horas las bayas en un buen vino tinto con miel. O bien en infusión, solas o añadidas al te o a tus infusiones habituales.







El Significado de Jing Chi Shen



Estas tres palabras que, con sus correspondientes ideogramas chinos, encabezan nuestro Blog, son las que dan el nombre a nuestra Asociación que, en un principio, nació con el nombre de "Chi" , sólamente, pero que, por exigencias del Registro y para evitar confusion de denominación, tuvimos que ampliar a "Jing Chi Shen". Como estas palabras nos pueden sonar a "chino", nunca mejor dicho, porque lo son, se impone la necesidad de desentrañar su significado.

Las tres palabras, o ideogramas chinos, forman una unidad para significar ENERGIA VITAL.
Se les denomina los "tres tesoros de la vida". Son tres palabras inseparables en su unidad; no obstante, para entenderlas mejor, vamos a asociar un significado parcial a cada una y, con independencia de que, en aportaciones futuras a este blog, vayamos exponiendo el significado en profundidad de cada una de ellas, ésta sería una sintesis de su significado:

Jing = ESENCIA.
Chi (QI) = ENERGIA
Shen = ESPIRITU.

Podríamos darle también las equivalencias respectivas de : Cuerpo, Mente, Espíritu

JING se asocia a los fluidos corporales
CHI se relaciona con la energía "bioelectromagnética" que anima el cuerpo.
SHEN es la esencia del verdadero SER.

O bien podríamos considerar a Jing, Chi y Shen como los niveles de desarrollo en la vida, siendo las prácticas de Tai Chi, Chi Kung, Yoga, Meditación y otras las que nos permiten evolucionar en dicho desarrollo.
Cuando, con estas prácticas, sintonizamos y armonizamos mente y cuerpo, permitimos el resurgir de nuestro Ser más intimo y entramos en conexión armónica con la naturaleza, experimentando la alegria de ser, el gozo de sentirnos integrados en el Ser Universal.

El poder de la Palabra

Habla, simplemente, cuando sea necesario. Piensa lo que vas a decir, antes de abrir la boca.
Sé breve y preciso, ya que, cada vez que dejas salir una palabra por la boca, dejas salir, al mismo tiempo, una parte de tu chi. De esta manera, aprenderás a desarrollar el arte de hablar, sin perder energía.
Nunca hagas promesas que no puedas cumplir.
No te quejes y no utilices en tu vocabulario palabras que proyecten imágenes negativas, porque se producirá alrededor de ti todo lo que has fabricado con tus palabras cargadas de chi.(Consejo taoísta)

Proverbio Chino

"Ámame cuando menos lo merezca, ya que es cuando más lo necesito"

El fumar como acto sagrado(sioux)

"Con esta Pipa de misterio caminareis por la tierra; pues la tierra es vuestra Abuela y Madre y es sagrada. Cada paso dado sobre ella deberia ser como una plegaria. La cazoleta de esta pipa es de piedra roja, es la tierra. Este bisonte joven que está grabado en la piedra, y que mira hacia el centro, representa a los cuadrúpedos que viven sobre nuestra Madre. El cañón de la Pipa es de madera, y esto representa todo lo que crece sobre la tierra. Y estas doce plumas que cuelgan de donde el cañón penetra en la cazoleta son de Wambali Galeshka, el aguila moteada, y representan al Águila y a todos los seres alados del aire. Todos estos pueblos, y todas las cosas del universo, están vinculados a ti que fumas la Pipa. Todos envian sus voces a Wakan Tanka, el Gran Espíritu; cuando oráis con esta Pipa, oráis por todas las cosas y con ellas."( fragmento de las palabras de Hehaka Sapa)
Sin pensar, sin actuar, sin moverse, completamente quietos: sólo así se puede manifestar el Ser y la ley de las cosas, desde el interior y sin ser consciente de elloy ser uno por fin con el cielo y la tierra.
Eki (libro de las transformaciones)
El yoga es la aptitud para dirigir la menteexclusivamente hacia un objetoy mantener esa dirección sin distracción alguna.Patanjali
Si tus oídos ven y tus ojos oyen sin duda apreciarás cuan naturalmente gotea la lluvia desde los aleros.
Daito Kokushi
Es sabio quien conoce la situaciónde la flecha desde su lanzamiento.
Mayma-al-Amtal
Nunca hay que apresurarse ni demorarse. Marco Aurelio
El que observa, ve;el que ve, medita,el que medita, aprende.
Proverbio árabe.
La verdadera falta esaquella que no se corrige
Confucio
Amigo mío, por ser circunspectoen todo lo que hago y pienso,por tener el corazón en paz,espero convertirmeen una bella persona.
Yaichi Aizo
El que se sienta solo,descansa solo, pasea solo y se autodomina en soledad,hallará la dicha en el bosque.Dhammapada
Igual que un árbol poderoso,después de ser abatido,brota todavía si sus raíces están intactas,también el sufrimiento vuelve a surgiruna y otra vez si su raíz,la sed de vida, permanece intacta.
Dhamapada
No podéis obtenerlo pensando.No podéis buscarlo sin pensar.
Poema zen
¿Qué es el Zen?Ladrillo y piedra¿Qué es el Tao?Un trozo de madera.
Ma-Tsu (Baso)
Haréis bien en no cometerla falta de arrancar hojas o buscar ramas, en vez de apoderaros de la raíz misma.
Admonición de Kwanzan Kokushi
Tienes derecho a la acción,pero solamente a la accióny nunca a sus frutos;que los frutos de tu acciónno sean tu móvil.
Bhagavad Gita
Todas las cosas compuestas semejan sueño, fantasma, burbuja y sombra, semejan gota de rocío y destello de relámpagoAsí ha de considerárselas.
Sutra de Diamante
Libros, caminos y díasdan al hombre sabiduría.
Proverbio árabe
Que tu palabra sea humilde, que sepan que el mundono comenzó con palabras, sino con dos cuerpos abrazados, uno llorando y el otro cantando.
Le Thi Diem Tuy