LA SALVACIÓN ESTÁ AQUÍ Y AHORA

E. Tolle
La salvación no está en otro lugar en el tiempo o en el espacio. Está aquí y ahora.


La mayoría de las personas persiguen placeres físicos o muchas formas de gratificación psicológica porque creen que esas cosas los van a hacer felices o a liberarlos de una sensación de miedo o de carencia. La felicidad puede percibirse como un sentido realzado de vida alcanzado a través del placer físico, o una sensación de sí mismo más segura y más completa lograda por medio de alguna forma de gratificación psicológica. Esta es la búsqueda de salvación a partir de un estado de insatisfacción o insuficiencia. Invariablemente, cada satisfacción que se obtiene es fugaz, y la condición de satisfacción o logro habitualmente se proyecta una vez más hacia un punto imaginario lejos del aquí y el ahora. "Cuando logre esto o esté libre de aquello, estaré bien". Esta es la actitud mental inconsciente que crea la ilusión de la salvación en el futuro.

La verdadera salvación es un estado liberación del miedo, del sufrimiento, de un estado percibido de carencia y de insuficiencia y por lo tanto de todo deseo, necesidad, codicia y apego. 
Es la libertad del pensamiento compulsivo, de la negatividad y sobre todo del pasado y el futuro como una necesidad psicológica. Su mente le dice que usted no puede llegar allá desde aquí. Tiene que suceder algo o usted tiene que volverse esto o aquello antes de poder ser libre y realizado. Le dice de hecho que usted necesita tiempo, que usted necesita encontrar, ordenar, hacer, lograr, adquirir, llegar a ser o comprender algo antes de ser libre o completo.

Usted ve el tiempo como el medio de salvación, mientras que en verdad este es el mayor obstáculo para la salvación.

Usted piensa que no puede llegar a ella desde donde está y siendo quien es usted en este momento, porque todavía no está completo o no es suficientemente bueno, pero la verdad es que aquí y ahora es el único punto desde donde usted puede llegar a ella. Usted "llega" allá dándose cuenta de que está ya allá.

Usted encuentra a Dios en el momento en que se da cuenta de que no necesita buscarlo. Así que no hay un camino único de salvación: puede utilizarse cualquier condición, no se necesita una condición particular. Sin embargo sólo hay un punto de acceso: el Ahora. 

No puede haber salvación fuera de este momento. 
¿Está solo y sin pareja? Entre al Ahora desde ahí. 
¿Está involucrado en una relación? Entre al Ahora desde ahí.

No hay nada que pueda hacer o alcanzar que lo acerque a la salvación más de lo que lo está en este momento. Esto puede ser difícil de comprender para una mente acostumbrada a pensar que todo lo que vale la pena está en el futuro. Ni nada de lo que usted hizo o le hicieron en el pasado le impide decir sí a lo que es y enfocar su atención profundamente en el Ahora.

No puede hacer esto en el futuro. Lo hace ahora o no lo hace. 

Eckhart Tolle, "El Poder del Ahora" 













CONSEJOS DE UN MAESTRO BUDISTA AL ABANDONAR ESTE MUNDO


“Yo se tu camino futuro pero no puedo decírtelo, sería un gran error que no te dejara descubrirlo por ti mismo. El camino de tu futuro esta en tu corazón, si lo observas en la noche, en meditación, lo descubrirás tu mismo."


"Primero, te puedo decir, según mi experiencia, que antes de conocer la propia naturaleza de tu alma, antes de alcanzar la iluminación, no te presentes ante nadie como un maestro, pues en este nivel de no iluminación, ser maestro significa guiar mal a los alumnos y las consecuencias del karma se manifestarán muy pronto. 


Segundo: El día que conozcas tu naturaleza aún tienes que continuar el camino de Xiulian, para enseñar correctamente la esencia del budismo. Algún día tu tendrás alumnos, ten cuidado, no aceptes sus ofrendas, no explotes a tus alumnos, he visto muchos maestros que tratan a los alumnos como a esclavos, eso crea mucho karma. 

Tercero: No mires con desdén a las personas que no entienden el budismo, aun que ellos puedan manifestar ideas inmaduras o erróneas. No tenemos que burlarnos de la gente. Yo me he burlado de mucha gente que manifestaba opiniones muy mediocres, y al final estoy sufriendo las consecuencias. Cada persona que todavía no ha llegado a la iluminación tiene la potencia de la iluminación de Buda en un futuro. Todos pueden transformarse en un gran maestro cuando llegue su momento de iluminación. ¿Cómo podemos burlarnos de los futuros maestros? Eso ya lo sabía, pero tengo una mala costumbre, mi orgullo me ha causado conflictos y catástrofes. En este último mes, he pedido perdón a estas personas de las que me he burlado. 


Cuarto: En el futuro, cuando vayas a visitar algún lugar con otras religiones, no las mires con prejuicios, no compitas con ellas, en el mundo hay muchas enseñanzas transmitidas por el Huanshen (copia física y del alma) de Buda, incluso en otras religiones existen Huanshen de Buda enseñando. No tengas sensación de separación, no tengas prejuicios, escucha y observa, la sabiduría nace en el corazón. En el pasado me gustó pelear y competir, ahora sufro por haber abusado de mi garganta. He cometido crímenes con mis palabras."

Entrevista completa en Tiangong





DESPIERTOS O DORMIDOS


"-¿Eres un ángel? 
-No- respondió  el Buda
-¿Acaso un santo? 
-No
-¿Entonces qué eres?
-Estoy despierto"



Los Despiertos


En general, en muchas religiones y escuelas filosóficas se les ha llamado despiertos a aquellos seres que han alcanzado amasar un mayor estado de conciencia de todas las cosas que existen, en comparacion con el resto del vulgo. Abiertos, iluminados, atormentados, o como quieran llamarles son personas que deambulan por esta tierra con un sentido del remordimiento mucho más desarrollado que la mayoría y, por circustancias de su vida, no han podido sumergirse por completo en la matrix de la existencia, específicamente en este margen social, aunque podemos (si corremos con suerte) llegar a verlos como transeúntes cualquiera o despegados desde la ventana de los medios de comunicación. Estos ya se han dado cuenta que este mundo es sólo ilusion y, para aumentar esta disociacion con el sistema, están concientes de la mutabilidad del yo. Todo cambia excepto el cambio mismo. Todo muere y es temporal, nada es para siempre; todo terminara siendo destruido.

Los despiertos, a diferencia de los “zombies”, tienen en común que, a pesar de estar entremezclados con el resto, saben muy bien que en el fondo nada de lo que vivimos es real. No es mas que un juego de rol. Un ensayo donde jugamos papeles, por muy poco tiempo, para pretender ser “alguien”. Estos seres afirman, con una amplia sonrisa que se dibuja en su interior, que nada de esto es cierto, que es sólo una falacia que se nos ha inculcado. Saben que nuestros problemas y preocupaciones son inventados.

La suma de todas las cosas de las que estan concientes los despiertos y su capacidad de aceptacion de la verdad es lo que les permite ir más allá; un dormido jamas podría, su permanencia en el no reconocer las realidades de su interior es un freno inmenso para su desarrollo ya que el verdadero cambio es endógeno.

Siempre se ha dicho que a los dormidos y a los despiertos se les reconoce por la mirada y esto es algo de lo que ninguno puede escapar ya que, a través de ella, te saludan los aspectos del interior. Un despierto reconocería a otro sin duda. Algunos dicen, bajo la creencia de vidas pasadas, que la esencia de lo que hemos aprendido en una existencia nos la llevamos consigo a la siguiente, y eso es lo que produce que ciertos individuos, a penas pisar este plano, se diferencien con creces de los demás, y no precisamente por su grado de inteligencia.


Los Dormidos


Los durmientes son mucho más fáciles de manipular, son la mayoría y no les importa nada mas que ser un peon más. Nunca podran evitar tergiversar a un despierto y no ven más alla de su nariz, aunque Dios caminara frente a ellos no lo reconocerian. No estan concientes ni de los aspectos más básicos de su existencia puesto que en su supuesta felicidad ya encontraron respuesta y se hacen pocas preguntas. Estan inmersos en su insignificante tunel de realidad y ni en sueños buscarían estar en el del otro.

Los dormidos no mantienen una conciencia activa. Son los hijos mimados de la ignorancia. Viven en sus sueños, no escuchan y, por más que alguien mas despierto les explique, no pueden enteder puesto yacen en coma.

A excepcion de unos contados hombres que han alcanzado, luego de mucho trabajo, su despertar, no hay dormidos ni despiertos absolutos como tal. Los que se matienen despiertos a penas podría decirse que tienen medio ojo abierto; pero los dormidos estan roncando y actuan cual autómatas por el ego.  Al dormido le gusta seguir nadando en el mar onírico de los dogmas, autoengaños, vicios, y vueltas.

Un despierto se conoce realmente a si mismo, sabe y comprende la realidad de su entorno, por ello sabe como actuar. Un dormido desconoce todo esto.


¿Qué hacer para despertar?


Una vez que te has hecho conciente de alguna realidad no puedes volver a pretender que la desconoces. Lo único que te quedaría es engañarte a ti mismo. ¿Las maneras de despertar? Infinitas, pero todas tienen algo en común y es que siempre se ha dicho que el fuego purifica, que el dolor es un disparador de remordimiento produciendo que el doliente abra los ojos de golpe.

Hay ciertos episodios donde todos nos sentimos bruscamente interrumpidos por nuestros sueños. Un claro ejemplo de esto son todas esas veces en que recibimos algún impacto duro de la vida que, entrando en pánico y bañados en dolor, nos hace retractarnos de nuestro comportamiento y ver, por una vez, las cosas más claras. Es una sensación inmensa de desrrealización donde todo se observa más nítido y al recordar esta el típico pensamiento de: “que estupido fui”. Naturalmente la mayoría de las personas no corrigen su comportamiento y continuan en sus andanzas junto a Morfeo.

Esa “chispa” que le llaman a esa pequeña luz que nos guia y que todos tenemos dentro, llamemosle conocimiento intuitivo, luz, pizca de dios, (algunos solo remordimiento), es lo que se supone que no debemos dejar de lado nunca, ni detenernos en hacerle caso a sus avisos; no lo debemos tapar por más que las circustancias hagan que esto suceda.



“La mejor forma de despertar es hacerlo sin preocuparse porque nuestros actos incomoden a quienes duermen al lado”. Indio Quechua. 


Tomado de El Monasterio 

DECÁLOGO DEL OPTIMISTA




1 - Los optimistas se aman, procuran un alto nivel de autoestima, se valoran y aprovechan lo mejor posible sus talentos personales innatos.

2 - Los optimistas aceptan a los demás como son, y no malgastan energías queriendo cambiarlos, sólo influyen en ellos con paciencia y tolerancia.

3 - Los optimistas son espirituales, cultivan una excelente relación con Dios y tienen en su fe una viva fuente de luz y de esperanza.

4 - Los optimistas disfrutan del "aquí" y el "ahora", no viajan al pasado con el sentimiento de culpa ni el rencor, ni al futuro con angustia. Disfrutan con buen humor y con amor.

5 - Los optimistas ven oportunidades en las dificultades, cuenta con la lección que nos ofrecen los errores y tienen habilidad para aprender de los fracasos.

6 - Los optimistas son entusiastas, dan la vida por sus sueños y están convencidos de que la confianza y el compromiso personal obran milagros.

7 - Los optimistas son íntegros y de principios sólidos, por eso disfrutan de paz interior y la irradian y comparten, aún en medio de problemas y crisis.

8 - Los optimistas no se desgastan en la crítica destructiva y ven la envidia como un veneno. No son espectadores de las crisis sino protagonistas del cambio.

9 - Los optimistas cuidan sus relaciones interpersonales con esmero, saben trabajar en equipo y son animosos sembradores de fe, esperanza y alegrías.

10 - Los optimistas también tienen épocas difíciles, pero no se rinden ni se dejan aplastar por su peso, ya que saben que aún la noche más oscura tiene un claro amanecer y que por encima de las nubes más densas sigue brillando el sol; que todo túnel, por más largo y oscuro que sea siempre tendrá otra salida y que todo río siempre tiene dos orillas.


Gonzalo Gallo G 

LA BELLEZA DE UNA MENTE ENFOCADA



"Concentrar la mente es como encender un interruptor y la sabiduría es la luz resultante. Sin el interruptor no hay luz, sin embargo no debiéramos perder el tiempo jugando con el interruptor. Del mismo modo, la concentración es el plato vacío y la sabiduría es el alimento que nutre".- Ajahn Chah.


La concentración no es tensión, obstinación, apretar los dientes y fruncir el seño esforzándote para mantener tu mente en un punto hasta que te duela la cabeza. De hecho, la concentración no es una actividad alojada necesariamente en la cabeza. Al contrario de esta caricatura, en la concentración recta la mente literalmente descansa sobre un objeto, pudiendo permanecer sin distracciones hasta por más de cuatro horas en el caso de meditadores experimentados. Sin embargo, no hace falta tener esa capacidad para gozar de los iniciales beneficios de la concentración. Estos beneficios incluyen la sensación de claridad, espaciosidad, liviandad, paz interior, y una alegría que surge del interior y que, por tanto, no depende de circunstancias externas. Estos beneficios surgen incluso al lograr algunos minutos de concentración, y para tener algo de la paz interior que resulta de una mente concentrada, necesitamos crear un espacio para ello.

En el camino Budista, la concentración (“samadhi” en sánscrito) es uno de los tres pilares de la práctica, siendo los otros dos “sila” (ética) y “prajña” (sabiduría). Cada uno de estos tres elementos es interdependiente con los otros dos. Una vida ética que está en armonía con su entorno permite que la mente se pacifique lo suficiente como para concentrarse, y la concentración permite la observación profunda y sostenida de los fenómenos para cultivar la sabiduría. 
La concentración pierde sentido cuando se descontextualiza de una vida ética y del cultivo de la sabiduría. Como dice Ajahn Chah, es como ponerse a jugar con el interruptor sin poner atención a lo que la luz está iluminando. De hecho, un francotirador, un corredor de bolsa, un jugador de ajedrez y un león al asecho también tienen buena concentración, sin embargo, es bastante poco probable que esta concentración esté acompañada de un desarrollo de una vida ética o de la sabiduría. Cuando samadhi se acompaña de virtud y se orienta hacia el cultivo de sabiduría se transforma en samyak-samadhi, la recta concentración.


PODRÍAS PREGUNTARTE:
¿Cómo llenas el espacio en tu vida? 
¿Dejas algún espacio para la soledad o todo tu espacio está lleno con quehaceres de TV, chat, o conversaciones sin mucha consistencia? 
¿Te cuesta estar sólo/a contigo mismo/a? 
¿Qué tan densamente tienes organizada tu vida? 
Cuando describes lo que haces día a día, ¿te suena como una agenda impuesta y llena o como una vida que te gusta vivir? 

EJERCICIOS a PRACTICAR:

Lleva paz a tu vida. Si tu vida está colmada de ruido, puedes comenzar por crear 5 minutos de paz al día; si ya tienes alguna rutina de tiempo de paz al día, puedes intentar dejar un día al mes para hacer un día de silencio o unirte a una jornada de meditación; si ya haces esto, puedes planificar hacer un retiro de una semana o 10 días una vez al año… Da un paso acorde a tu voluntad y tus circunstancias y disfruta lo que puedes hacer más que lamentarte por lo que no puedas hacer.

Observa la respiración. Una práctica sencilla de concentración consiste en llevar tu atención de manera sostenida hacia tu respiración donde sea que la sientas (por ejemplo, en el pecho, el abdomen o la nariz). Cuando se practican estados avanzados de absorción concentrativa (jhanas) se pone la atención en las sensaciones táctiles de la respiración entre la nariz y el labio superior, sin embargo, para cultivar la concentración en general, es válido observar la respiración en cualquier parte del cuerpo.

Elije un punto de concentración. Si nunca antes lo has hecho, es recomendable observar la sensación de tu abdomen inflándose y desinflándose en la inhalación y la exhalación, por ser una sensación fácil de sentir y porque esto baja la energía desde la cabeza al bajo vientre, lo cual en general paz al activar la respuesta de relajación. Una vez que elijas tu punto de concentración, trae tu atención a ese lugar una y otra vez, amablemente, por algunos minutos, sin preocuparte porque surjan distracciones y pensamientos. Simplemente regresa a tu foco una y otra vez. 

Cuenta tus repiraciones. Otra herramienta útil consiste en contar mentalmente tus respiraciones de 1 a 10: inhala, exhala, uno… inhala, exhala, dos, etc. y cuando llegas a 10 comienzas de nuevo desde el uno. Si te pierdes antes de llegar a 3 (como pasa a veces) o cuando sigues contando hasta 24, 25, 26…(¡como también pasa!), simplemente vuelve a uno, sin juicios, sin premios, sin castigos. Día a día, pacientemente fortalece y conserva tu energía mental a través de cultivar esta mente concentrada, flexible y clara.


Aunque sea invisible, la mente es la fuente de todo lo que manifestamos en el mundo, por lo tanto, cultivar tu mente es el regalo más valioso que puedas ofrecer a todos los seres.


Fuente y artículo completo en: Red Mind Fulness

VISIÓN DE ALCE NEGRO




Y allí estaba yo, de pie, en la cumbre de la más alta de las montañas y abajo, a mi alrededor, se encontraba el círculo del mundo.


Y mientras allí estaba contemplé más de lo que puedo describir
y comprendí mucho más de lo comprendido hasta entonces;
pues veía de un modo sagrado la forma de todas las cosas en el Espíritu y la Forma de todas las formas, como si todo estuviera unido, cual si fuera un único Ser.


Y contemplé cómo el círculo sagrado de mi pueblo
era uno de los muchos que componen el Gran Circulo,
amplio como la luz del día y como el fulgor de las estrellas en la noche;
y en su centro crecía un árbol majestuoso y florecido,
para cobijar a todos los hijos de una misma Madre y de un mismo Padre.
Y vi que todo aquello era sagrado. Alce Negro (Hehaka Sapa)



LA ÚLTIMA ILUSIÓN




El rey Janaka soñó una vez que era un mendigo. Al despertar preguntó a su Gurú  Vasishta: 

«¿Soy un rey que sueña que es un mendigo o un mendigo que sueña que es un rey?» 


El Gurú respondió: 

«Tú no eres ni uno ni otro, eres ambos. Tú eres y, no obstante, no eres lo que piensas que eres. Eres, debido a que te comportas como si lo fueras; no eres, debido a que ello no dura. ¿Puedes ser siempre un rey o un mendigo? Todo está sujeto al cambio. Tú eres lo que no cambia. ¿Qué eres tú?» 


Janaka dijo: 

«Sí, yo no soy ni un rey ni un mendigo, yo soy el presenciador desapasionado». 


El Gurú dijo: 

«Ésta es tú última ilusión, la de que tú eres un jnani, la de que eres diferente y superior al hombre común. De nuevo te identificas a ti mismo con tu mente, en este caso, una mente de buen comportamiento y en todo modo ejemplar. Mientras que veas la más mínima diferencia, eres un extraño para la realidad. Estás en el nivel de la mente. 

Cuando el “yo soy mí mismo” parte, el “yo soy todo” viene. 

Cuando el “yo soy todo” parte, el “yo soy” viene. 

Cuando el “yo soy” parte, solo la realidad es y en ella cada “yo soy” es preservado y glorificado. 

La diversidad sin separatividad es lo último que la mente puede tocar. Más allá todas las actividades cesan, debido a que en ello se alcanzan todas las metas y se cumplen todos los propósitos".


HACIA DENTRO. Sentimiento Zen



Voy hacia dentro.
Entro en mi oscuridad,
la que esta ahí
y siempre estuvo,
a la espera,
agazapada.
Busco, en mi parte oscura,
la luz oculta y olvidada.

Silencio.
Ausencia.
Nada.

Tal vez, Vacío.

Quiero quedarme aquí,
permanecer un tiempo,
un instante, quizás.
Sólo estar,
sin fin y sin comienzo,
sin qué ni para qué.
Estar, sin más.

Conmigo. Sin mí.
Sin todo. Con el Todo.

Estoy, y basta.

He llegado hasta mi
y me quedo,
aquí dentro.

Es sólo un flax,
con ausencia de tiempo,
con ausencia de todo,
sin presencia de nada.

Vacío, plenitud.
Nada, Todo.
Oscuridad, luz.
Imágenes, ideas, pensamientos,
-¡Callad!
Que sólo quiero estar conmigo,
a solas,
porque, al fin, me encontré,
sólo un momento,
y estoy aquí,
no sé bien dónde;
más sé que quiero
seguir estando
y siendo,
con latidos de vida
conscientes,
de silencio.

( JL, 27-02-05)

ANCLARSE EN EL PRESENTE



Un maestro zen muy conocido del siglo XIX, Lin Chi, dijo que el milagro no era caminar sobre el agua, sino sobre la tierra.

Todo el mundo camina sobre la tierra, pero están aquellos que caminan como esclavos, sin ser libres. Ellos son aspirados por el futuro, por el pasado. No son capaces de anclarse en el momento presente, allí donde la vida está disponible. 

En nuestra vida, podemos estar presos por nuestras preocupaciones, nuestras desesperanzas y nuestros proyectos. Si somos prisioneros de las añoranzas del pasado o la angustia del futuro, no seremos una persona libre. Somos incapaces de anclarnos en el momento presente. (Thich Nhat Hanh)


EL SALTO. Samsara

Este poema lo titula su autor "El Salto", sin más. Nos hemos atrevido a subtitularlo. 


Somos como un caballo sin memoria,  

somos como un caballo  
que no se acuerda ya  
de la última valla que ha saltado.  

Venimos corriendo y corriendo  
por una larga pista de siglos y de obstáculos.  

De vez en vez, la muerte.
... ¡el salto!  
y nadie sabe cuántas  
veces hemos saltado
para llegar aquí, ni cuántas saltaremos todavía
para llegar a Dios que está sentado  
al final de la carrera...  
esperándonos.  

Lloramos y corremos,  
caemos y giramos,  
vamos de tumbo en tumba  
dando brincos y vueltas entre pañales y sudarios.
                                                                              
                                                           León Felipe



ACTUAR CON MENTE PURA



“Somos lo que pensamos. 
Todo lo que somos surge con nuestros pensamientos. 
Con nuestros pensamientos creamos el mundo. 


Habla o actúa con una mente impura y los problemas serán el resultado... 
Habla o actúa con una mente pura y la felicidad será el resultado...” Buda


CONSEJOS PRÁCTICOS de un Maestro de Taichi



Cuando te pones nervioso, tu corazón late más deprisa. En cuanto inhalas y hundes el chi en el tan-tien y tienes los pies firmemente plantados en el suelo, te tranquilizas, tus órganos internos están en armonía y probablemente tu salud será buena.

Además de cultivar el chi, dirigiéndolo al tan-tien, hay algunos puntos secundarios importantes que quiero mencionar:

Primero, no te muevas demasiado rápido. Digamos que estás cruzando la calle y de repente un coche corre velozmente hacia tí, das un salto para apartarte, pero el coche hace un viraje para evitarte y resulta que saltas justo a su trayectoria. Si te hubieras movido lentamente, el conductor habría tenido una oportunidad para esquivarte. Así que no te muevas demasiado deprisa y en cualquier circunstancia mantente tranquilo y calmado.

Tampoco tengas demasiada prisa para cambiar la ropa en los cambios de estación. En invierno a menudo hay días en que la temperatura repentinamente es cálida y muchas personas cambian las ropas de invierno por algo más ligero. Pero el chi de la tierra todavía está frío y es muy propable que ellos cojan frío. Lo mismo es verdad si uno no se cambia la ropa de caliente a frío.

No comais demasiado. Cuando tengáis hambre no mastiquéis la comida muy deprisa u os perjudicará. Siempre debeis comer despacio y parar cuando aún tengais un poco de hambre.(Cheng Man-Ch'ing)


LA ACEPTACIÓN NO ES RESIGNACIÓN

Laura Eva

 No es lo mismo “aceptar lo que nos brinda la vida”, que “resignarse a lo que la vida quiera darnos”.
Frases ambas, muy usadas… ¡¡ Hasta se nota el tono que cada palabra lleva!! No el tono con que uno las dice (o escribe) sino el tono propio de la palabra!! 

Resignacion y Aceptacion son Polos opuestos… y, en medio, esta fluir!!

Resignarse… es bajar los brazos y casi darse por vencido… No por nada cuando algo malo sucede la frase es “Resignacion amigo… resignacion”… 
Aceptar… es recibir con los brazos abiertos y con gratitud todo aquello que la vida nos brinda… 
Si tuvieramos que imaginarlo… 
quien se resigna, agacha la cabeza en actitud de derrota… 
quien acepta ¡¡ abre los brazos al Cielo, en señal de gratitud!!

Resignacion
tiene mas que ver con sumirse, y al resignarse uno queda apegado a aquello que deseaba y no llegó, o a aquello que perdió…

Aceptacion
, en cambio, tiene que ver con un reconocimiento de que hay un propósito en nuestra vida, incluso cuando las cosas no van como desearíamos… 

Al aceptar, uno se despide de lo que no pudo ser y entonces la energia queda liberada para una nueva oportunidad…

Finalmente… Uno se resigna a aquello que pudo ser y no fue… con tristeza y melancolia… y algunas veces, hasta con rabia… 
Mientras que, al aceptar, uno lo hace con gratitud y amor!!

Acepta… acepta que aquello que crees obstáculos, son quizas grandes oportunidades para crecer…
Acepta que aquellas personas que tu crees te hacen daño son, tal vez, tus mas Grandes Maestros… te estan ayudando a aprender!!
Acepta que los cambios, por mas duros que te parezcan, te estan indicando hacia donde ha de moverse tu Energia para tu Evolucion
Acepta… Acepta … Acepta…

La Aceptacion conlleva una actitud de humildad y gratitud que abre hacia ti, las puertas por donde circula la Bendita Energia del Universo!!


TU MENTE



"No hagas absolutamente nada con la mente.

Reside auténticamente, en un estado natural.
Nuestra mente, sin perturbaciones, es realidad.


La clave está en meditar sin flaquear; experimenta la gran realidad más allá de los extremos.


En un Océano lúcido, las burbujas nacen y mueren, una y otra vez.
De la misma forma, los pensamientos no son diferentes de la gran realidad.
No encuentres faltas; permanece tranquilo.
Cualquiera cosa que nazca, cualquiera cosa que ocurra, no te apegues, déjala libre en el lugar.


Las apariencias, los sonidos y los objetos son nuestra mente;
No existe nada excepto nuestra mente.
La mente esta más allá de los extremos, del nacer y del morir.


La naturaleza de la mente es estar despierta, utiliza los cinco sentidos, pero no se aparta de la realidad.


En el estado de equilibrio cósmico no hay nada que practicar o abandonar.
No hay meditación o periodos de práctica.


Niguma, (monja tibetana,fundadora del linaje Shangpa de la orden Kagyu)

EJERCICIO PARA ILUMINAR EL ADN



Relajate, concentrándote en tu respiración, por ejemplo. Lleva tu atención a tu respiración, Observala. Síguela, sin juzgarla ni forzarla, contando tus espiraciones, hasta diez. Si te distraes, vuelve a empezar.

Conecta con el pulso cardiaco, llevando los dedos indice y medio a la muñeca o al cuello, donde habitualemnete se “toma el pulso”. Siente allí los latidos de tu  corazón
Una vez que los identificas y los sientes  en los dedos, acompasas la respiración.
Deja que tu respiración fluya de forma natural y relajada, sintiendo tus latidos

Entra en tu cuerpo. Imagina que te introduces dentro de tu propio cuerpo. Recórrelo, desde afuera (piel), hacia adentro (organos) Mientras lo haces, puedes agradecer a cada órgano, a cada víscera, a cada sistema, las funciones que realizan en tu favor, sonriéndoles internamente.
Finalmente, zambúllete en el torrente saguíneo y déjate fluir hasta las hasta las celulas. 
Imaginate una célula, con su membrana.  Respira profundo y sumérgete, traspasando la membrana, al interior de esa célula. Te sientes flotar en el liquido que la compone  y ves todos sus componentes. Entra, como nadando,  hacia el centro, al nucleo celular, imaginándolo como una gran esfera que puede estar girando, en movimiento. Su membrana es luminosa, brillante. 

Llega hasta tu ADN. En una nueva inspiración profunda, la atraviesas. Es como un portal que te traslada al interior del nucleo celular. Y alli te encuentrass con nuestro legado genético, los cromosomas, nuestro ADN. Vemos las hebras las hélices del ADN, moviendose, flotando en el interior de ese nucleo, podemos distinguir las moléculas que las unen y conforman. 

Ilumina tu ADNAhora, vamos a reconectarnos con la respiración y las pulsaciones del corazon y, en una nueva inspiración profunda, vamos a impulsar, a traves de los latidos, un Haz de Luz que ingresara a la celula llegando al nucleo y a nuestro ADN, iluminando esta cadena, llenándola de Luz, brillante, intensa. (Podemos imprimirle colores: violeta para transmutar, rosa para armonizar, verde para sanar). O, simplemente, observar nuestro ADN, sin juzgar, e iluminarlo, permitiendo que la energia del Amor libere lo que deba liberar, sane lo que deba sanar  o, simplemente, ILUMINE…

(Es un ejercicio que, en la práctica, no debe llevar mas de 10 minutos).

Funete: Luz de Levanah

EL CAMINO DEL TIGRE

P. Coelho


El hombre caminaba por el bosque cuando vio una zorra lisiada.



“¿Cómo hará para alimentarse?”, pensó. 



En ese momento se acercó un tigre con un animal entre los dientes. Sació su apetito y le dejó a la zorra lo que había sobrado. 



“Si Dios ayuda a la zorra, también me va a ayudar”, reflexionó. 

Volvió a su casa, se encerró en ella y se quedó esperando que los Cielos le proveyeran de alimento.



Nada pasó. Cuando ya se estaba quedando demasiado débil para salir a trabajar se le apareció un ángel. 



- ¿Por qué decidiste imitar a la zorra lisiada? –preguntó el ángel - ¡Levántate, toma tus herramientas y sigue el camino del tigre!