SI UN NIÑO


Si un niño vive en la crítica, aprende a condenar.
Si es tratado con hostilidad, aprende a ser agresivo.
Si vive con miedo, aprende a ser temeroso.
Si es avergonzado, aprende a sentirse culpable.


Pero... 
Si un niño es estimulado, aprende a tener confianza.
Si es tratado con tolerancia, aprende a ser comprensivo.
Si es apreciado, aprende a valorar a los demás.
Si vive con aprobación, aprende a quererse.
Si vive compartiendo, aprende a ser generoso.
Si es tratado con honestidad, aprende a ser sincero.
Si es tratado con consideración, aprende a ser respetuoso.
Y si vive sus años más tempranos rodeado de amor honrado, aprenderá que el mundo es un maravilloso lugar donde vivir.

Dorothy Law Nolte


LAS SEMILLAS DEL TAMARINDO


Un día de verano el Buda decidió dar un largo paseo. Anduvo solitario por el camino, solamente disfrutando de la belleza de la Tierra. Entonces, en un cruce de caminos, se encontró con un hombre que rezaba.
El hombre, reconociendo al Tathagata, se arrodilló ante él y lloró, "¡Señor, la vida es en efecto amarga y dolorosa! Una vez fui feliz y próspero, pero a través de artimañas y fraude los que amaba me lo quitaron todo. Soy rechazado y despreciado. Dime, Señor – preguntó – ¿cuántas veces debo renacer en tal infeliz existencia antes de conocer la bendición del Nirvana?"
El Buda miró a su alrededor y vio un mango. "¿Ves ese árbol?", preguntó. El hombre asintió con la cabeza. Entonces el Buda dijo, "Antes de conocer la libertad del dolor debes renacer tantas veces como mangos hay en el árbol."
Entonces el árbol estaba lleno de fruta y docenas de mangos lo cubrían. El hombre suspiró. "¡Pero Señor – protestó – he guardado sus preceptos! ¡He vivido honradamente! ¿Por qué debo ser condenado a sufrir tanto tiempo?"
El Buda susurró, "Porque así es como debe ser." Y continuó su paseo.

Llegó a otro cruce de caminos y encontró a otro hombre rezando; y este también se arrodilló ante él. "Señor, la vida en efecto es amarga y dolorosa – dijo el hombre. He conocido mucha angustia. Cuando era un niño perdí a mis padres; cuando fui mayor, perdí a mi mujer y a mis lindos hijos. ¿Cuántas veces debo renacer en tal infeliz existencia antes de conocer definitivamente el refugio de su amor?"
El Buda miró alrededor y vio un campo de flores silvestres. "¿Ves ese campo de flores silvestres?", preguntó. El hombre asintió con la cabeza. Entonces el Buda dijo, "Antes de conocer la libertad del dolor debes renacer tantas veces como flores hay en ese campo."
Viendo tantos cientos de flores, el hombre lloró, "¡Pero Señor! He sido una buena persona. ¡Siempre he sido honesto y justo, no he hecho el mal a nadie! ¿Por qué debo soportar tanto sufrimiento?"
El Buda susurró, "Porque así es como debe ser," y continuó su camino.

En el siguiente cruce de camino se encontró con otro hombre que se arrodilló ante él en súplica. "¡Señor, la vida en efecto es amarga y dolorosa! – dijo el hombre. Días de trabajo bajo el Sol abrasador, noches acostándose sobre la fría y húmeda tierra.
¡Tanta hambre, sed y soledad! ¿Cuántas veces más debo renacer en tal infeliz existencia antes de caminar con usted al Paraíso?"
El Buda miró alrededor y vio un tamarindo. Entonces, cada rama del tamarindo tenía muchos tallos, y cada tallo docenas de pequeñas hojas. "¿Ves ese tamarindo?", preguntó el Buda. El hombre asintió con la cabeza, "Antes de conocer la libertad del dolor debes renacer tantas veces como hojas hay en el tamarindo."
El hombre miró el tamarindo y sus miles de hojas, y sus ojos se llenaron de lágrimas de gratitud. "¡Qué misericordioso es mi Señor!", dijo y apoyó su frente en el suelo antes los pies del Buda.
Y el Buda dijo, "Levántate mi buen amigo. Ven ahora conmigo."




Y hasta el día de hoy las semillas de tamarindo son el símbolo de fidelidad y paciencia.




No podemos hacer un contrato con el universo. No podemos decir, "He seguido las normas y las reglas, y por lo tanto tengo derecho a recibir beneficios" ó "He tolerado mucho más de lo que me tocaba de mala suerte. Debo tener algo de buena suerte ahora." El universo no reconoce nuestras frívolas demandas de justicia. Hay héroes que ponen sus vidas a un lado por el beneficio de los demás. No tienen nada de que quejarse. Sin embargo, sabemos que porque ellos no son egoístas caminan en el Paraíso.

Las Enseñanzas del Maestro Hsu Yun: Nube Vacía
Orden Hsu Yun del Budismo Chan/Zen

LA LUZ LO ES TODO



Desde adentro o desde atrás, una luz brilla a través nuestro sobre las cosas y nos hace conscientes de que no somos nada y de que la luz lo es todo. R.W.Emerson


Si lo necesitas, puedes pensar que las cosas las hace la Conciencia a través de los instrumentos llamados organismos cuerpo/mente. Pero finalmente eso no es más que una proyección donde la "Conciencia" es un ser, una entidad que hace las cosas y que se asemeja a "Dios". A menudo se dice que quien hace o piensa o experimenta es la Conciencia, o la presencia, o el Amor, o el Amado. Puede que hablar así resulte reconfortante o inspirador, pero no es más que un modo poético de emplear el lenguaje y los conceptos. En última instancia, se cae toda idea de hacedor alguno.

Finalmente, no hay hacedor y tampoco cosa alguna hecha, solo hay haciendo. No hay experimentador ni hay experiencia, solo hay experimentando. Y eso es lo que la Conciencia es: la Conciencia no hace nada; la Conciencia es todo. Todo es total y absolutamente impersonal, tanto en el sentido de que no hay ninguna persona aquí que sea "yo" como en el sentido de que no hay ninguna persona divina en absoluto.

Esta es la esencia de la no-dualidad: Solo hay Todo Lo Que Es. Y Eso es lo que Yo Soy. No hay ninguna otra cosa, ni un "yo" aquí ni un "dios" en alguna otra parte. Todo es Yo.

Escucha ahora a Wei Wu Wei:

Todo dicho y hecho:
Todo es Yo
y yo soy nada.
Todo fenómeno es una manifestación objetiva.
Lo que yo soy objetivamente es la totalidad de la manifestación fenoménica.
Lo que yo soy subjetivamente es todo lo que todos los fenómenos son.
No hay nada personal en lugar alguno ni en ningún nivel.
La noción personal no es inherente
¡pero constituye todo el problema!


David Carse  Perfecta Brillante Quietud
Fuente: Lecturas Advaita

LA NOCHE DE SAN JUAN. Fuego y Magia, en el Solticio de Verano

En la madrugada del 23 al 24 de Junio, llega la noche más memorable del año desde los comienzos de nuestra civilización: La noche de San Juan es especialmente mágica, los deseos e incluso el miedo a las sombras de los antepasados, se unen a la tradición y a la alegría de una fiesta que simboliza el culto al sol,  a traves de numerosos rituales. 

Se trata de una fecha de origen pagano, aunque luego se cristianizó en honor a San Juan el Bautista, fuego-purifica- y agua- bautismo-, una velada cargada de simbolismos y de magia. Una fiesta que se extiende por toda Europa y está muy arraigado al culto al sol, tratando de ayudarle a renovar su energía.  Lo típico en todas estas celebraciones es encender hogueras y saltar para purificarse con el fuego.

En la noche de San juan se unen magia y tradición. Las hogueras se encienden durante la madrugada y  ante el fuego se pueden hacer todo tipo de hechizos, pedir deseos y ahuyentar los malos espíritus.



Se cree que los primeros cultos solsticiales comenzaron hace unos 8.000 años, cuando nuestros antepasados observaban con curiosidad las estrellas y constelaciones y percibieron que en determinada época del año, el sol se iba desplazando desde una posición a otra en los Trópicos.

A estos días extremos en la posición del Sol se les llamó solsticios de Invierno y Verano. 
En los antiguos mitos griegos a los solsticios se les llamaba “puertas “; una era la“puerta de los hombres” , según estas creencias helénicas y correspondía al solsticios de verano -noche del 21 al 22 de junio- ; la segunda era “la puerta de los dioses”correspondiente al solsticio de invierno-del 21 al 22 de Diciembre. 


Fuente: Arquehistoria

NUESTRAS OPINIONES


Cuando nos aferramos agresivamente a nuestras propias opiniones, por muy válida que sea nuestra causa, simplemente estamos añadiendo más agresión y violencia a nuestro planeta, y por tanto aumentando su dolor. Cultivar la no agresión es cultivar la paz.

UNA DE LAS MEJORES PRÁCTICAS en la vida cotidiana cuando no tenemos mucho tiempo para meditar, es tomar conciencia de nuestras opiniones. Cuando practicamos la meditación sentada, parte de la técnica consiste en tomar conciencia de nuestros pensamientos. A continuación, simplemente reconocemos lo que estamos pensando, sin juicio y sin decir qué es acertado o equivocado. Es un ejercicio de no agresión hacia nosotros mismos y también es un ejercicio que nos permite expresar nuestra inteligencia: observar que estamos pensando pero sin asociar el pensamiento con la esperanza o el miedo, con la alabanza o la culpa. Pero cuando nos sentamos realmente a meditar, no siempre es así de ideal. A menudo la percepción de que estamos pensando, aunque sólo dure un cuarto de segundo en una sesión de una hora, suele ir acompañada de alabanza o de culpa. Ese pensamiento es algo bueno o es algo malo. En cualquier caso, siempre hay algo más que el simple hecho de etiquetarlo como «pensamiento».

Pero después de practicar la meditación durante una buena temporada, como nos limitamos a sentarnos en soledad, sin hacer otra cosa que tomar conciencia de la espiración y percibir los pensamientos, nuestra mente se va calmando. Entonces empezamos a notar más las cosas, aunque no nos demos mucha cuenta de ello. En la meditación permitimos un amplio espacio y después empezamos a ver lo que surge con creciente viveza y claridad. Notamos una constante profusión de ideas y que en todo ese parloteo no hay silencios. También percibimos nuestras actitudes respecto a lo que sucede. A continuación empezamos a sintonizarnos con nuestros patrones habituales y vemos quiénes somos, qué hacemos para mantener nuestra integridad y cuáles son nuestras opiniones e ideas respecto a las cosas.

Cuando no estamos en meditación, podemos empezar a percibir nuestras opiniones de la misma forma que percibimos los pensamientos mientras meditamos. Esta práctica es extremadamente interesante porque tenemos muchas opiniones y tendemos a considerarlas verdades, aunque en realidad no lo son; sólo son opiniones. Y estas opiniones suelen contar con muchísimo apoyo emocional. A menudo contienen juicios o son críticas, otras veces versan sobre lo agradable o lo perfecto que es algo; en cualquier caso, tenemos opiniones en abundancia.

Las opiniones son opiniones, ni más ni menos. Podemos empezar a percibirlas y etiquetarlas como tales, de la misma forma que etiquetamos los pensamientos como pensamientos. Este simple ejercicio nos introduce a la noción de ausencia de ego. En realidad, el ego sólo es nuestras opiniones, que nosotros solemos considerar sólidas, reales y la verdad absoluta de cómo son las cosas.

Tener aunque sólo sea unos segundos de duda respecto a la solidez y la verdad absoluta de nuestras opiniones, incluso el simple hecho de tomar conciencia de que tenemos opiniones, nos introduce a la posibilidad de la ausencia de ego. No tenemos que hacer desaparecer nuestras opiniones y no tenemos que criticarnos por tenerlas. Simplemente hemos de ser conscientes de lo que nos decimos a nosotros mismos y ver cuánto de ello no es más que nuestra percepción personal de la realidad, que puede ser compartida o no por los demás.

Dejamos ir estas opiniones y volvemos a la inmediatez de nuestra experiencia. Volvemos a ver el rostro de alguien que está inmediatamente frente a nosotros, volvemos a saborear nuestro café, a cepillarnos los dientes, a hacer lo que estemos haciendo. Si podemos ver nuestras opiniones como opiniones y dejarlas pasar aunque sólo sea por un momento, para volver a la inmediatez de la experiencia, quizá descubramos que estamos en un mundo muy nuevo, que tenemos nuevos ojos y nuevos oídos.
  
Pema Chordon "Cuando todo se derrumba"





TODO ES UNO

K.Ramser

Todo. El mundo, tú, nosotros, yo,  y el observador de todo lo que es y de todo lo que sucede, es UNO.

Todos los seres sensibles, animales, insectos, plantas, e incluso la materia, aparentemente inanimada, como tierra, aire, fuego y agua, es UNO.

En la conciencia, cuando uno considera todo como UNO, los opuestos y la separación están superados.

Ver todo como uno, es bueno para la tierra, bueno para ti y bueno para todos los seres vivos.

Desde de la separación surge el sufrimiento en el mundo, es la causa de la inhumanidad del ser humano.

Si todo es uno, por qué en el mundo parece que hay cosas distintas. En el mismo mar nadan una infinita variedad de peces y, sin embargo, todos ellos están incluidos en la palabra mar. En el mismo árbol que vemos que hay hojas, ramas, flores y frutos, pero todos ellos son del árbol.
Todos los seres vivos comparten la necesidad y el alma del agua.

Todo lo que es está inspirado en la esencia de la unidad.
Todo lo que es sale de ella.
Esta esencia es la fuerza que conecta todo.

Reconoce la diversidad en la unidad y la unidad en la diversidad, y comprenderás que todo es UNO.

¿Cómo podemos causar dolor a alguien cuando nos vemos en él?
¿Hay un camino mejor de lograr la paz y la libertad?
¿Quién puede medir la paz interior y la serenidad de los que viven en la unidad?
El dolor y la tristeza para él son sólo recuerdos.
Su bien es el bien de todos.
Sólo en la unidad experimentamos el amor.

En el conocimiento de la unidad nos realizamos como la vida una, eterna, sin tiempo, sin muerte; esto es libertad.

Sentir la unidad, como una experiencia viva en nuestro interior, es paz.

Desde la conciencia de la unidad surge el Mundo Nuevo.


LA ANSIEDAD


Entrevista a Josep Muñoz, realizada por Ana Romero para la Revista Conciencia sin Fronteras



1-¿Cómo podemos detectar si tenemos o no ansiedad? 
Podríamos describir una larga lista de factores que nos ayudaría a detectar si somos candidatos potenciales: mal ambiente en el trabajo o en casa, problemas personales, obligaciones familiares, exceso de actividades, compromisos, horarios,... Pero la ansiedad va íntimamente ligada al carácter particular de cada persona y al modo en que afronta la vida. Cuando uno se toma las cosas demasiado en serio, si es muy autoexigente y responsable en todo lo que hace, si da demasiadas vueltas a los problemas, si no se permite un tiempo diario para relajarse y desconectar, si hace días que no se ríe de si mismo, es el candidato perfecto.

2-¿Puede hablarnos de la sintomatología?
La sintomatología es muy variada, puede ir desde una sensación de angustia en el estómago hasta el pánico incontrolado. Entre estos dos extremos nos encontramos con aspectos como el cansancio, contracturas musculares, irritabilidad, insomnio, dificultad para concentrarse, opresión pectoral, taquicardias, arritmias, mareos, vértigos, temblores, sudor, etc. Muchas veces los síntomas son tan intensos que impiden hacer una vida normal.

3-¿Cree que la ansiedad puede considerarse una enfermedad física?
No, en absoluto.

4-¿Por qué?
La ansiedad no se coge por ahí como si fuera una gripe. Los síntomas físicos que nosotros clasificamos como ansiedad son consecuencia de señales químicas e impulsos nerviosos generados por el cerebro. El cerebro funciona como un transformador: procesa pensamientos y los manifiesta físicamente. Por lo tanto, el cuerpo es simplemente un espejo en el que se refleja nuestra forma de pensar y de sentir. La ansiedad es un trastorno de la mente, que hace una interpretación de la realidad basada en patrones de conducta determinados (por ejemplo, la creencia de no ser capaz de poder afrontar o superar una situación). Esto también sirve para la depresión, puesto que ambos trastornos son diferentes expresiones de un mismo conflicto.

5-¿A qué se refiere cuándo dice que "Nadie va a sacarnos de la ansiedad"?
Cuando un paciente te dice: a ver que me vas a hacer, que ya he probado varias terapias diferentes y ninguna me ha funcionado. Te está diciendo que no quiere hacerse responsable de su problema y por lo tanto, hagas lo que le hagas no va a funcionar. Por eso explico en mis seminarios que lo primero que hay que hacer para salir de la ansiedad es tener claros dos conceptos: que la ansiedad no es una enfermedad y que nadie te va a sacar de ella si no te haces responsable de lo que te está pasando. Solo es necesario comprender que es lo que ha ocurrido, por qué ha ocurrido y que hay que hacer para volver atrás. Entonces la decisión de salir o no se convierte en un acto responsable y personal. Esta toma de responsabilidad no significa renunciar a la ayuda de profesionales, ni que no se deba tomar medicación en caso de necesidad. Significa que debemos abrir los ojos y tomar plena conciencia de la situación.

6- Según dice, la ansiedad tiene varías fases. ¿Puede hablarnos de ellas?
Si queremos salir de la ansiedad primero hay que organizar un plan de acción y para ello es necesario seguir algunos pasos. El primero es trazar un mapa emocional básico que nos permita observar el problema desde una perspectiva global. Esto nos ayudará a reconocer en que parte del proceso nos encontramos exactamente y nos va a servir como punto de referencia para saber que dirección debemos tomar, si estamos dando los pasos correctos o saber donde nos estamos equivocando. Para que resulte fácil de explicar y de entender he hecho una escala describiendo la ansiedad en cuatro fases:
1ª Fase (ansiedad leve): 
Esta es una fase que cualquiera puede conocer bien. En ella no hay reacciones fisiológicas importantes. Solamente encontramos síntomas que se pueden asociar al estrés: sensación de angustia en el estómago, tensión mental, tensión muscular, opresión pectoral, cefalea, insomnio, cansancio, irritabilidad,...
2ª Fase (ansiedad aguda): 
En esta fase las reacciones fisiológicas son evidentes en momentos de tensión. A los síntomas anteriores les añadiríamos: dificultad respiratoria, taquicardia, arritmias, sudor, mareo, orina excesiva, temblor de manos, tartamudeo, incoherencia mental,... Todavía se puede mantener el control de la situación y una vez pasados los momentos de tensión no se vuelve a pensar en ellos.
3ª Fase (crisis de ansiedad): 
En esta fase las reacciones fisiológicas empiezan a dejar de estar bajo control. Se piensa mucho en los momentos de tensión y se esperan con preocupación. Sólo pensando en la situación aparecen los síntomas físicos: mareo, taquicardia, sudor, disnea,... En los momentos de máxima tensión se pierde el control del cuerpo y la capacidad de pensar de forma coherente (suele pasar por hiperventilación). Es lo que se llama crisis de ansiedad.
4ª Fase (ansiedad extrema): 
Esta fase es grave. Se pierde el control de la situación, incluso en los momentos de reposo. Hay una sensación profunda de pánico que impide por completo hacer una vida normal. Los síntomas físicos se interpretan como señales de peligro, lo que sitúan a la mente de la persona en un estado constante de angustia. El cuerpo y la mente se encuentran en estado de shock.
En esta fase la vuelta atrás es muy larga y costosa. Además pueden quedar secuelas.

7-¿Cuales son los siguientes pasos a seguir?
Una vez reconocida la fase en que nos encontramos hay que preguntarse: ¿hacia donde quiero ir? Aunque la respuesta sea obvia, es necesario hacérsela, pues al contestarla es cuando uno toma la decisión real de hacerse responsable de su problema.
Entonces, el siguiente paso sería conocer cuales son los obstáculos que nos vamos a encontrar en el camino de regreso a la normalidad. Para ello he hecho tres clasificaciones: 
1- Obstáculos externos.
Estos obstáculos no los podemos controlar y les vamos a echar la culpa de nuestra ansiedad. Aunque parecen muy evidentes y suelen ser el motivo detonante, ellos no son los responsables. Me refiero a los acontecimientos relacionados con aspectos de nuestra vida cotidiana y alrededores: la pareja, los hijos, los vecinos, el trabajo, el tráfico, las obligaciones, los políticos, el gobierno, la crisis, etc. Lo que en verdad nos causa la ansiedad son los pensamientos que proyectamos sobre ellos. 
2- Obstáculos interpretados como externos.
Tampoco los podemos controlar y también les vamos a echar la culpa de nuestra ansiedad. Son motivo de gran tensión y preocupación, pero ellos tampoco son los responsables. Me refiero a los síntomas físicos.
Generalmente estos síntomas se interpretan como los causantes de la ansiedad. Cuando en realidad, la ansiedad es la causante de los síntomas.
3- Obstáculos internos.
Son los únicos que podemos controlar, aunque dejamos que ellos dominen de manera inconsciente el 90% de nuestras acciones. Me refiero a los pensamientos. Ellos son los verdaderos causantes de la ansiedad y de cualquier estado emocional. Los pensamientos se convierten en emociones y en síntomas físicos. Somos lo que pensamos y el mundo que vemos y sentimos, se ajusta a nuestros pensamientos. Está claro que, en el caso de la ansiedad o la depresión (y muchos otros desórdenes emocionales) hay que hacer una reestructuración profunda de nuestra forma de pensar, de sentir y de percibir el mundo que nos rodea. Esta es la clave principal.

8-¿Por dónde debería empezar una persona que sufra ansiedad? 
A nivel práctico estos son unos consejos sencillos y asequibles para cualquiera. Quien decida probarlos se sorprenderá de su eficacia.
- Detener todo exceso de información y actividad mental innecesaria
Evita: la televisión (sobre todo por la noche), las noticias, periódicos, radio, Internet, videojuegos, las películas agresivas (solo de humor). 
- Regular la alimentación.
Evita: café, te, coca cola, bebidas azucaradas, bebidas tonificantes, bebidas light, chocolate, azúcar, bollería. Come lo más sano que puedas.
- Movimiento.
Camina. Cada día si puedes. Empieza con veinte o treinta minutos y poco a poco lo vas alargando hasta una hora. El ejercicio corporal elimina toxinas, moviliza la sangre y la linfa, pone en funcionamiento los órganos y fortalece el organismo. Después del paseo te sentirás mucho mejor.
- Relajación.
Es muy difícil tener una crisis de ansiedad si estamos relajados. Busca algún CD que contenga una relajación guiada, no demasiado larga, entre diez y veinte minutos es suficiente. Practícala dos veces al día. Cuando la aprendas podrás aplicarla en cualquier lugar o situación.
- Respiración.
Es un punto clave para controlar las crisis de ansiedad (que suelen desencadenarse por culpa de una hiperventilación). Cuando te sientas en un momento crítico, coloca tus manos sobre el estómago, inspira por la nariz, lenta y silenciosamente, nota como el abdomen se va hinchando, pero no llegues a la máxima capacidad pulmonar. Aguanta unos segundos la respiración. Relaja el pecho y el plexo solar. Exhala el aire por la boca libremente.

9-¿Qué tipo de terapia/s de ayuda propone para salir de la ansiedad?
- Psicoterapia, acupuntura, naturopatía, masaje relajante, homeopatía, esencias florales, reiki. Son terapias no agresivas que resultan eficaces como soporte.
- Buscar un hobby, una distracción. Trabajos manuales. Desarrollar la creatividad. Aprender un idioma. Aprender a tocar un instrumento musical. Apuntarse a un gimnasio. 
- Chikung, Yoga, Taichi, danza,... ayudarán a regular el cuerpo y equilibrar la mente.
- Si la ansiedad está en una fase avanzada, entonces sería aconsejable acudir a un especialista médico y tal vez tomar algún ansiolítico en momentos puntuales, puesto que a veces es lo único que puede calmar la mente en las crisis de ansiedad.
- Y un consejo final: estúdiate, analízate, averigua las trampas mentales que te mantienen estancado y te impiden salir de la ansiedad. Desarrolla tu propio método terapéutico personalizado. Nadie mejor que tu sabe lo que necesitas para curarte.

Josep Muñoz Costas: es profesor de Qigong, Taiji, Acupuntor, terapeuta manual y formador de profesores de Qigong. En el año 2011 dio a conocer oficialmente el método de Qigong Emocional "Corazón del Tao", desarrollado por él mismo, cuyo objetivo es regular los desequilibrios fisiológicos y energéticos que los trastornos emocionales causan en nuestro organismo. Es autor de los libros: "Qigong para regular órganos y emociones" publicado por Ediciones Tao, "Qigong Corazón del Tao" y "Qigong, fundamentos de la práctica energética". http://chikungparalasalud.blogspot.com


¿ZANAHORIA, HUEVO O CAFÉ ?


Había una vez una hija que a menudo se quejaba a su padre acerca de su vida y cómo las cosas le resultaban tan difíciles. No sabía como hacer para seguir adelante y creía que se daría por vencida. Estaba cansada de luchar. Parecía que cuando solucionaba un problema, aparecía otro.

Su padre, un chef de cocina, la llevó a su lugar de trabajo. Allí llenó tres ollas con agua y las colocó sobre fuego fuerte. Pronto el agua de las tres ollas estaba hirviendo. En una colocó zanahorias, en otra colocó huevos y en la última colocó granos de café.

Las dejó hervir sin decir palabra.

La hija esperó impacientemente, preguntándose que estaría haciendo su padre. A los veinte minutos el padre apagó el fuego. Sacó la zanahorias y las puso en un tazón. Sacó los huevos y los puso en otro tazón. Sacó el café y lo puso en un tercer tazón.

Mirando a su hija le dijo: "Querida ¿qué ves?”

"Zanahorias huevos y café"- fue su respuesta.

Entonces la hizo acercarse y le pidió que tocara las zanahorias. Ella lo hizo y notó que estaban blandas.

Luego le pidió que tomara un huevo y lo rompiera... Luego de sacarle la cáscara observó que estaba duro.

Luego le pidió que probara el café. Ella sonrió mientras disfrutaba de su rico aroma.

Humildemente la hija preguntó: "¿Qué significa esto, padre?"

Él le explicó que los tres elementos habían enfrentado la misma adversidad: agua hirviendo, pero habían reaccionado en forma diferente.

La zanahoria llegó al agua, fuerte, dura... pero después de pasar por el agua hirviendo se había vuelto débil, fácil de deshacer.

El huevo había llegado al agua frágil. Su cáscara fina protegía su interior líquido. Pero después de estar en agua hirviendo, su interior se había endurecido...

Los granos de café sin embargo eran únicos. Después de estar en agua hirviendo, habían cambiado el agua.

"¿Cuál eres tú?", le preguntó a su hija. Cuando la adversidad llama a tu puerta ¿cómo respondes? ¿Eres una zanahoria, un huevo o un grano de café?"

Fuente: Holistica 200




ELEVAR LA VIBRACIÓN


La vibración es el movimiento interno que tiene cada ser o cuerpo. Todos los cuerpos vibran, desde el corpúsculo y la célula, hasta los astros y los universos todo se encuentra en una vibración constante. La vibración de todo cuerpo puede ser captada, y en especial la humana, la de las plantas, piedras y animales, por el aura.

El aura es un campo electromagnético que rodea a cada ser, está compuesto por numerosas líneas de fuerza, crece y decrece, emite y recibe ondas como todo lo que existe, su sustancia es de la misma naturaleza de la Luz, es decir, que es a la vez corpuscular y ondulatoria. Su volumen es variable, así como también lo es su color. La menor frecuencia vibratoria puede representarse con el color negro y la mayor frecuencia vibratoria por el color blanco, que representa la máxima pureza, el estado del espíritu puro.

Este término, “vibración”, que hoy en día se escucha tanto, ya era conocido por las culturas antiguas como la de Egipto y la de Grecia, de dónde se dio a conocer por medio del gran sabio y maestro Hermes Trismegistus, en sus enseñanzas del Kybalion, que tratan sobre los principios o leyes que rigen en el Universo. El tercero de estos principios es el principio de Vibración, que dice
"Nada está inmóvil; todo se mueve; todo vibra". Este principio explica las diferencias entre las diversas manifestaciones de la materia, de las fuerzas, de la mente y aun del mismo espíritu, las que no son otra cosa que el resultado de los varios estados vibratorios, desde el Todo, que es puro espíritu, hasta la más grosera forma de materia, todo está en vibración. También nos dice que toda manifestación, emoción, razón, voluntad o deseo, cualquier estado o condición mental, está compuesto por vibraciones, una porción de las cuales son arrojadas y tienden a afectar a las mentes de otras personas por “inducción”. Todo pensamiento, emoción o estado mental tiene su grado y modo de vibración correspondiente.

El ser humano se está transformando, está cambiando tanto física como internamente, en sus pensamientos y sentimientos. Esto quiere decir que estamos en una época donde estamos elevando la vibración, lo que implica que estamos pasando de tener una consciencia tridimensional de captación de la forma a una consciencia que penetra en la cuarta dimensión. Estamos despertando una conciencia universal, y es imprescindible que realicemos una preparación tanto física como espiritual, de manera que podamos elevar todo lo posible la frecuencia vibratoria.

Esta preparación es fundamental para ayudar al despertar del ser humano a esa conciencia universal y para adecuarnos a los cambios que se están sucediendo, que son inevitables e imparables, y que en sí no son ni malos ni buenos, sino que sólo forman parte de la evolución del ser humano y del planeta.


Cómo elevar la vibración.

Existen diferentes pasos a seguir para elevar la propia frecuencia vibratoria actual a una mayor. Se sube la propia vibración practicando, con juicio y con constancia, no se pueden esperar cambios de hoy para mañana. También, como en todo lo que uno emprende, hay que tener cuidado de no caer en excesos ni fanatismos, practicarlos muy suavemente, de manera progresiva, y cuando se sientan cambios, investigarlos y, si son positivos, ampliarlos.

En todos los pasos debe haber el conocimiento adecuado de las leyes de la Naturaleza. Este es el conocimiento de las leyes que rigen la vida y, desde luego, es el conocimiento de uno mismo, pues uno mismo es vida y forma parte de la vida. Respetar las leyes de la naturaleza significa siempre trabajar por producir y mantener una higiene escrupulosa en todos los niveles del ser, a nivel físico, mental y espiritual.

Nunca está de más que, además de investigar, recopilar y estudiar la información, consultemos a personas que puedan saber más que nosotros mismos sobre los temas que nos ocupan.

Pasos a seguir o Prácticas a realizar

* Meditación. Dedica un tiempo diario a esta práctica (o a la Oración, si lo prefieres), sólo o en grupo.
*Alimentarse de una manera natural, sana y equilibrada. El alimento que proporciona una mayor y más amplia vibración es el que tiene un origen vegetal y no está procesado industrialmente.


*Practicar un ejercitamiento físico apropiado (Caminar consciente, Yoga, Chikung, Taichí, Aikido, Danza, Biodanza...etc). Aquí se incluyen el correcto respirar y también el descanso, la relajación y el sueño profundo y revitalizador.

*Llevar a la práctica una escrupulosa higiene del propio cuerpo. Este punto incluye el ayuno y todas las prácticas depurativas que tienen como objetivo la limpieza del cuerpo, tanto en su aspecto interior, como en su exterior.

*Manejar apropiadamente la energía sexual (practicando la alquimia sexual, ternura y amor)

*Conectarse  con la naturaleza, adentrase en ella. Dedicar tiempo a estar con uno mismo, respirando la vida en un bosque, en el campo, en un parque... 
Escuchar el canto de los pájaros, el murmullo de las aguas de un riachuelo, el silencio de la noche, el despertar de la mañana.

*Escuchar música. Esas composiciones que te conectan con lo más profundo de tu ser y que te llevan más allá.

*Recitar Mantras u otros cánticos con los que vivas la conexión con la vibración del universo.

Abunda  en aquellas prácticas  en las que tu sientas la armonía de tu ser.

Fuente: La Página de la Vida

"CADA ÓRGANO DAÑADO RESPONDE A UN SENTIMIENTO" . C. Fléche





Entrevista a Christian Flèche, psicoterapeuta, padre de la teoría de la descodificación biológica, realizada por Inma Sanchìs, en La Vanguardia









El cuerpo es nuestra herramienta de curación?
 Yo era enfermero en un hospital de Normandía y observe que pacientes con la misma enfermedad, tratamiento y doctor evolucionaban de manera muy diferente.

Bueno, cada uno es cada cual...
 Exacto, mi hipótesis es que las enfermedades son una metáfora de las necesidades físicas y emocionales de nuestro cuerpo. Cuando no hay una solución exterior a esa necesidad, hay una solución interior.

¿Eso es para usted la enfermedad?
 Sí, una solución de adaptación. Cada órgano del cuerpo quiere satisfacer su propia función, es decir, atrapar oxígeno, alimentos... Si el cuerpo quiere comer, pero en el exterior hay guerra y no lo consigue en un plazo razonable, se produce un shock.

¿Nace el conflicto?
 Sí, el inconsciente inventa una vía suplementaria de supervivencia: un síntoma, que es una solución o una tentativa de solución inconsciente e involuntaria a ese shock vivido. En ese caso, el miedo a morir de inanición atacaría el hígado.

Póngame otro ejemplo.
 Una persona que siempre tiene prisa puede desarrollar un nódulo en el tiroides, que envía más tiroxina y aumenta el metabolismo del cuerpo, eso la hará más rápida.

Pero tener prisa es psicológico.
 Todo lo que captamos a través de los cinco sentidos, de los captadores neurovegetativos que vienen del interior del cuerpo, lo que pensamos o imaginamos, se traduce en realidad biológica.

¿Y provoca un síntoma?
 Si no hay una solución concreta y consciente, sí. De manera que si escuchamos algo muy desagradable que nos afecta podemos tener acidez de estómago. Y hay algo muy importante que tener en cuenta.

Dígame.
 El cerebro no distingue entre lo real o lo imaginario. Un trozo de limón en la boca o la idea de un trozo de limón en la boca provocan la misma salivación. En función del sentimiento particular, el shock afecta a una zona precisa del cerebro, visible por el escáner, a un órgano y a una realidad energética.

¿Realidad energética?
 Somos una unidad compuesta de cuatro realidades inseparables: orgánica, cerebral, psíquica y energética. No hay ni una sola célula del cuerpo que escape al control del cerebro, y este no escapa al control del pensamiento, consciente o inconsciente; de manera que ni una célula del cuerpo escapa al psiquismo. Un shock siempre va acompañado de un sentimiento personal que repercute en los cuatro niveles biológicos.

¿Y es irreversible?
 Cuando encontramos la solución esos cuatro niveles sanan simultáneamente. Una paciente tenía dolor en el hombro. "¿Desde cuándo?", le pregunté. "La primera vez estaba sola con mis hijos" "Si estas con tus hijos, no estás sola, ¿quién falta?" "Mi marido que nunca está, yo necesito estar arropada". Cuando lo reconoció, el dolor desapareció.

A lo largo de un día no satisfacemos todas nuestras necesidades fundamentales.
Cuando no las satisfacemos, nace una emoción. Si esa emoción se libera en el exterior bajo una forma artística, a través de la palabra, el baile o los sueños... todo va bien. Cuando el acontecimiento no está expresado, queda impreso y el cuerpo será el último teatro de ese evento.

¿Todo conflicto provoca enfermedad?
 No, es necesario que sea dramático, imprevisto, vivido en soledad y sin solución. Cuando se dan estos cuatro criterios, el trauma se manifestará a través de la biología.

¿Distintas emociones corresponden a distintos órganos del cuerpo?
 Sí, todo lo que tiene que ver con la epidermis responde a conflictos de separación; el esqueleto, a una desvalorización; la vejiga corresponde a conflictos de territorio. Para las mujeres diestras, problemas en el seno y hombro izquierdos corresponden a problemas con los hijos y viceversa para las zurdas; los desajustes en el seno y hombro derechos corresponden para las diestras a problemas con la pareja y viceversa.

¿Estómago e intestino?
 No tener lo que se quiere y no poder digerir lo que se tiene corresponde al duodeno y estómago. El colon corresponde a un conflicto asqueroso, podrido. En el recto están los problemas de identidad: "No me respetan y me dejan de lado". Los riñones es la pérdida de puntos de referencia. Los huesos: grave conflicto de desvalorización...

¿Lo adecuado para estar sano?
 Revalorizar las emociones, ser consciente de las emociones y expresarlas, es decir: bailar más a menudo. La gente está mucho tiempo en lo emocional pero son emociones procuradas: fútbol, cine... Un malestar compartido disminuye a la mitad, continúa compartiéndolo y acabará desapareciendo. Una felicidad compartida se multiplica por dos.

La ira y la violencia se expresan a sus anchas.
 Un hombre tiene miedo, el miedo produce rabia, y la descarga enfadándose con su mujer. Cuando estamos en contacto con la emoción auténtica, se transforma; cuando lo estamos con la emoción de superficie, no hay cambio. Si el hombre se dice: "Lo que tengo es miedo", su miedo disminuye a la mitad. Hay que tomar conciencia de uno mismo.



Las enfermedades son una tentativa de autocuración, una reacción biológica de supervivencia frente a un acontecimiento emocionalmente incontrolable, de manera que cualquier órgano dañado corresponde a un sentimiento preciso y tiene una relación directa con las emociones y los pensamientos. Junto al doctor Philippe Levy, Flèche creó nuevos protocolos para organizar un método de diagnóstico original emocional y una nueva forma de terapia breve que busca en las emociones el origen y la solución a las enfermedades. Tiene publicados 17 libros sobre la descodificación biológica, cuatro de ellos traducidos al español. El cuerpo como herramienta de curación (Obelisco) ha vendido tres ediciones


Fuente: La Vanguardia

TODO LO QUE PASA ES PARA BIEN

Érase una vez un rey que, oyendo de la existencia de un sabio, lo mandó traer para que fuera su consejero. Comenzó el rey a llevarlo siempre a su lado y consultarle sobre cada acontecimiento de importancia en el reino. El consejo principal del sabio era siempre: "Todo lo que pasa es siempre para bien". No paso mucho tiempo antes que el rey se cansara de oír la misma cosa una y otra vez.

Al rey le gustaba cazar. Un día, mientras cazaba, el rey se dió un tiro en un pie. Presa de su dolor, se volvió hacia su consejero - que siempre estaba a su lado-- para pedirle su opinión. Y el consejero respondió como siempre "Todo lo que pasa es siempre para bien."  Se sumo su coraje a su dolor, y el rey ordenó la prisión para el consejero.

Esa noche, el rey bajó a la prisión para ver al consejero y le preguntó que sentía acerca de estar en la cárcel. El consejero respondió como siempre: "Todo lo que pasa es siempre para bien." Esto sólo enfureció más al rey y dejó al sabio en la prisión. 

Un mes más tarde, salió el rey otra vez a cazar. Pero se separó demasiado de sus acompañantes y sirvientes y fue capturado por una tribu hostil. Los nativos lo llevaron a su pueblo para ser sacrificado a los dioses. 

Por sus tradiciones, solamente ofrendas perfectas eran aceptables a los dioses y el rey parecía un espécimen excepcional. Pero, al día siquiente, cuando llegaron los nativos para llevarlo al sacrificio, al inspeccionarlo, descubrieron la cicatriz en su pie y tuvieron que rechazarlo. Lo soltaron y se fue como una flecha para su reino, dándose cuenta de lo que le decía su consejero: "Todo es siempre para bien."

El rey llegó a liberar al consejero quien, al escuchar su aventura y cómo había sido liberado, le señaló lo bien que había hecho encarcelándolo,  porque,  ya que siempre estaba a su lado y no tenia imperfecciones, lo hubieran sacrificado a el, en el lugar del rey.

Fuente: Piscania


TÓMATE EL TIEMPO...


Tómate el tiempo de trabajar,
Es el precio del éxito.


Tómate el tiempo de pensar,
Es la fuente del poder. 

Tómate el tiempo de jugar,
Es el secreto de la eterna juventud

Tómate el tiempo de leer,
Es el fundamento de la sabiduría. 

Tómate el tiempo de venerar,
Es el camino rápido a la reverencia.

Tómate el tiempo de ser amigable,
Es el camino a la felicidad. 

Tómate el tiempo de soñar,
Es de lo que está hecho el futuro. 

Tómate el tiempo de amar y ser amado,
Es el privilegio de la vida. 

Tómate el tiempo de mirar a tu alrededor,
El día es muy corto para ser egoísta. 

Tómate el tiempo de reir,
Es la música del alma. 

(Antigua oración inglesa )

Fuente: El Despertar de Atashí

ROMPE TUS CADENAS


Cuando sientas helarse tu alegría ante la sonrisa burlona de otro,
Cuando veas desfallecer tu corazón ante la desgana de los maliciosos,
Cuando tu ambición se limite a querer lo que todo el mundo quiere,
Cuando seas prisionero de los demás, del que dirán...
Revélate y no admitas otro guardián que la pureza de tu propia conciencia.


Si tu alma está ligada a un cuerpo indómito,
Si tu corazón esta sumergido en una sensibilidad exasperada,
Si tu inteligencia está oscurecida por las pasiones incontroladas,
Si eres el prisionero de ti mismo, por no saber luchar contra esa “droga” que te mata a ti y a los que te aman…
Lucha con ellos para hacerte esclavo de un ideal y ser dueño de tu propio destino. 
No dejes que el volante de tu vida lo conduzca nada que no se te haya dado por naturaleza.

 
Si tus limites son el fruto de tus repulsas,
Si tu todo no es nada porque no está compartido,
Si estas vacío por estar demasiado lleno de ti mismo,
Si eres el prisionero de tu egoísmo...
Llora sobre los muros de tu vida,
Maldice tus fronteras,
Rompe tus cadenas,
Abraza el mundo que te fue entregado con tus manos liberadas,
y ruega al amor que no te abandone nunca.

¡Has nacido para ser libre!
Cuando la libertad desaparece, el hombre pierde su razón de existir.
No seas Tú tu propio asesino. 
No mates con conductas absurdas el regalo que te dieron al nacer.

El mayor mal que amenaza a la humanidad no es la bomba atómica, ni las guerras... son las enfermedades que nosotros mismos nos buscamos, cuando enviciamos nuestros cuerpos y olvidamos que es nuestro santuario.

No valen las excusas baratas y manidas, de que las circunstancias de tu alrededor te han llevado a lo que eres y haces... porque nadie te obliga a destruirte a ti mismo, solo hay que decir No.
No a que decidan por mí, yo guío mi destino.
No a hacer lo que hacen todos, yo sé lo que quiero.
No a seguir modas estúpidas, yo soy mi modelo.

NO y NO a todo lo que me convierte en un pelele, en una sombra.
NO a encerrarte en ese circulo vicioso que te hace rodar cuesta abajo, hasta destruirte.

Pínchate cada día de esperanza, inhala aires de alegría, fúmate la voluntad a paquetes, bebe copas llenas de optimismo, que te hagan ser ese Ser maravilloso que todos tenemos dentro.

Rompe tus cadenas.


Autor desconocido.